¿Qué es Six Sigma y cómo puede ayudar a tu empresa?

Lean Six Sigma tiene sus antecedentes el modelo Six Sigma desarrollado por Motorola a finales de la década de los ochenta.

¿Cuál era su propósito? La necesidad de igualar o superar a sus competidores japoneses. Bill Smith, el ingeniero responsable de su creación, desarrolló esta metodología como una estrategia de negocios y mejora de la calidad y, posteriormente, lo mejoró y popularizó General Electric.

A pesar de que el concepto nació en el seno del sector industrial, hoy muchos de sus instrumentos se aplican al sector servicios. Así, se emplea en todo el mundo por empresas que buscan una filosofía de actuación para ocupar niveles de liderazgo en su sector. Lean y Six Sigma comparten objetivos. Ambos proponen mejorar la gestión y los procesos de una empresa. Sin embargo, Lean se enfoca más en la velocidad de los procesos; mientras que Six Sigma se centra en aumentar la calidad

Six Sigma es una filosofía de actuación para ocupar niveles de liderazgo en su sector Clic para tuitear.

¿En qué consiste Six Sigma?

Six Sigma es una metodología de trabajo aplicada a la empresa cuyo objetivo es medir la eficiencia operativa de la empresa y buscar soluciones y alternativas para mejorarla.

La meta final del método Six Sigma es mejorar los procesos y procedimientos dentro de la empresa hasta llegar a un nivel de Sigma 6. Existen diferentes niveles de Sigma dependiendo de los DMPO, esto es, el número de productos defectuosos por cada millón de unidades entregadas. Los diferentes niveles de Sigma son:

  • Sigma 1: 690.000 DPMO (defectos por millón de oportunidades)
  • Sigma 2: 308.538 DPMO
  • Sigma 3: 66.807 DPMO
  • Sigma 4: 6210 DPMO
  • Sigma 5: 233 DPMO
  • Sigma 6: 3,4 DPMO
  • Sigma 7: 0,019 DPMO

El objetivo de este método es alcanzar un grado de eficiencia del 99,99966%, lo que significa que tan solo 3,4 productos de cada 1.000.000 de unidades fabricadas le llegarán a los clientes defectuosas o fuera de los parámetros acordados.

Si nuestra empresa tiene un nivel de Sigma 3, quiere decir que 66.807 productos de cada 1.000.000 fabricados tienen algún tipo de defecto, lo que supone un 93,3% de eficiencia. Por ejemplo, si fabricamos camisetas y tenemos el nivel de Sigma 3, significa que 66.807 camisetas de cada millón que vendemos no llegan al cliente dentro de los parámetros concertados.

Procedimiento para implementar Six sigma

Six sigma utiliza la metodología DMAIC (Define, Measure, Analyze, Improve, Control), que consiste en:

DEFINIR

Se define el proyecto a realizar, generalmente en función a propósito, alcance y resultados; o en función a problema, procesos y objetivos. Así entonces, el propósito y los objetivos del Six sigma serán reducir la tasa de defectos a menos de 3,4 por millón, en función del tiempo estimado para cada organización.

Herramientas de apoyo: Diagramas matriciales, Diagramas ParetoMapas de procesos.

MEDIR

Se obtienen datos y mediciones del proceso. Es usual que esta fase se soporte en mapas de valor y observación. Deben medirse y documentarse aspectos claves, datos relevantes, contemplar todas las variables y los parámetros que afectan los procesos.

Herramientas de apoyo: Diagramas de flujoMapas de proceso, Técnicas de muestreo, AMEF, QFD, Modelo de Kano, OEE, Nivel Sigma.

ANALIZAR

Tal como afirma el especialista Oskar Olofsson: “Si las estadísticas no apoyan una relación causa y efecto, DMAIC de Six sigma no ofrece una solución.”

Herramientas de apoyo: Mapas de valor, Diagramas de flujo, Diagramas de recorrido, Análisis de mudas, Ishikawa, Gráficas de control, Cpk, AMEF.

MEJORAR

Según las causas principales de los problemas, deben modificarse o rediseñarse los procesos. Es clave involucrar al personal que se relaciona directamente con los procesos, esto constituye un paso fundamental en la continuidad de las mejoras.

Herramientas de apoyo: 5’s, Ingeniería de métodos, Balance de líneas, SMEDTPMKanban, Andon.

CONTROLAR

Debe verificarse que se sostengan los resultados, esta fase es el principio de la mejora continua. Las mejoras en el proceso deben asegurarse de manera que se sostengan los niveles de desempeño, del mismo modo en que se adaptan mejoras incrementales a lo largo del tiempo.

Es vital implementar en esta fase sistemas de recolección de información de manera que permita contrastar constantemente los indicadores del proceso mejorado con los parámetros identificados en la fase “DEFINIR”.

Herramientas de apoyo: Andon, POE’s, LUP’s, Capacitación.

6 razones para implantar Six Sigma

  1. Permite tener controlados los procesos en todo momento, establecer variables medibles para analizar la operativa de cada área de la empresa, y definir cambios o nuevas estrategias para mejorar la eficiencia.
  2. Ayuda a tu organización a eliminar errores.
  3. Hay una creación de una identidad empresarial que se basará en la búsqueda de la calidad total y la excelencia.
  4. Provoca una mejora en la productividad y en la rentabilidad de los productos gracias a la mejora de los procesos y la mayor amortización de las inversiones.
  5. Involucra a todos los profesionales de la empresa y a todas sus áreas. La mejora de los procesos debe realizarse de forma conjunta para que la operativa funcione de forma homogénea y sin fisuras.
  6. Es aplicable a cualquier sector industrial.

Ya sabemos la teoría. Ahora, vayamos a la práctica. Empecemos por el principio: ¿qué proceso necesitas mejorar?