¿Por qué fallan las estrategias de implantación de transformación digital en las empresas?

estrategia digitalLa presión para implantar estrategias digitales en las empresas es inmensa. La digitalización es la palabra de moda en estos tiempos. Saber si es apropiada para su empresa depende de su estrategia empresarial global.

Hay estadísticas ampliamente citadas de una tasa de fracaso superior al 80%, o de sólo una tasa de éxito entre ocho para los proyectos de transformación digital. Al menos el 20% de las empresas creen que sus proyectos de transformación digital son una pérdida de tiempo.

¿A qué se debe esto, si la digitalización es un motor del éxito empresarial?

Existen múltiples opiniones y estudios de investigación sobre los fracasos de la transformación digital. Parecen tener los siguientes temas comunes

  • Falta de comprensión de la complejidad de las iniciativas digitales
  • Falta de capacidad para ejecutar y mantener el impulso de la digitalización

Trataremos a continuación este tema al detalle.

Comprender la complejidad de las estrategias digitales para las empresas.

Hay muchos factores que hay que tener en cuenta antes de emprender iniciativas digitales. El más importante parece ser la comprensión de que la digitalización afecta a todo su negocio. Es posible que tenga que replantearse por completo sus modelos operativos. He aquí algunas cuestiones a tener en cuenta.

¿Tiene claros los objetivos de su proyecto digital?

La digitalización no consiste en importar una nueva y brillante tecnología a su empresa. Debe haber un enfoque “primero el negocio”. ¿Se ha articulado claramente el objetivo empresarial del cambio propuesto? ¿Apoya la tecnología la estrategia de la empresa? ¿Tienen los altos directivos una visión única de los resultados?

Con demasiada frecuencia, los objetivos son difusos. Cuando todo el mundo tiene una interpretación diferente de lo que hay que conseguir, es difícil decidir el éxito o el fracaso.

Su estrategia digital puede perseguir uno o varios de los siguientes objetivos:

  • Hacer que sus productos o servicios sean más digitales
  • Cambiar la forma de relacionarse con los clientes, tanto si sus productos son digitales como si no.
  • Cambiar la infraestructura interna para modificar su forma de trabajar
  • Debe acordar si el cambio propuesto es una optimización de los sistemas, procesos o productos actuales o una transformación completa, lo que significa integrar la tecnología digital en todos los aspectos de la empresa.
  • La optimización tiene como objetivo mejorar la eficiencia o el compromiso con los clientes
  • La transformación debe dar lugar a nuevos ingresos, nuevos productos o servicios digitales y nuevos modelos de negocio

¿Se centra en el cliente?

Es esencial seguir preguntándose si su iniciativa digital mejora la forma de crear valor para su cliente.

Los clientes de hoy en día confían en la tecnología y quieren relacionarse con las empresas desde sus teléfonos móviles o tabletas. Además, están más informados y tienen más poder en el mercado que antes. Por lo tanto, las estrategias digitales para las empresas deben incluir las perspectivas de los clientes y la rapidez con que cambian sus necesidades y puntos de vista.

Por lo tanto, su estrategia digital debe incluir formas de aprovechar los datos de los clientes en tiempo real y adaptarse rápidamente.

¿Está todo el mundo en la empresa a bordo?

La digitalización no tiene que ver con el departamento de TI. Tampoco se trata sólo de las tecnologías digitales. También se trata de contar con las prácticas organizativas correctas.

La estrategia debe tener en cuenta todos los departamentos que se verán afectados y si sus procesos empresariales deben cambiar. Los sistemas de apoyo de RR.HH. o finanzas son esenciales, lo que puede incluir formación especial, nuevas métricas de gestión del rendimiento o modelos de empleo flexibles.

La cultura y el comportamiento son una parte fundamental del éxito de la transformación. Los empleados deben esperar y aceptar el cambio.

“Los líderes empresariales no siempre tienen claro qué tecnologías o habilidades se necesitan. Esta incapacidad para articular claramente sus necesidades está sin duda frenando la transformación digital.”

Cómo ejecutar y mantener el impulso de la digitalización

Las empresas necesitan capacidad y recursos digitales para implementar nuevas estrategias digitales para el negocio y mantener el impulso. Pero… ¿tienen la capacidad de implementar la digitalización?

La transformación digital utiliza conjuntos de habilidades que la mayoría de las empresas no tienen actualmente, y estas habilidades pueden ser escasas. Es posible que los sistemas heredados le ralenticen. O su personal actual no es lo suficientemente competente en las nuevas tecnologías. Pueden resistirse al cambio o estar demasiado ocupados para dedicar tiempo al proyecto.

Las empresas pueden considerar la posibilidad de contratar consultores externos o tener un modelo de empleo híbrido o líquido. Se trata de una mezcla de personal interno y externo, no sólo para proyectos puntuales, sino como parte de un enfoque continuo de innovación y adaptación a las necesidades cambiantes.

¿Ha utilizado la estrategia de ejecución correcta?

El motor de este profundo cambio hacia la digitalización es la estrategia y no la tecnología. un negocio no se puede reinventar digitalmente a menos que tenga una estrategia digital clara que cuente con el apoyo de la alta dirección. Y es que son precisamente los líderes de la organización los responsables de fomentar una cultura que se adapte a los cambios y donde el riesgo juegue un rol clave.

Para desarrollar la Estrategia Digital, su empresa deberá llevar a cabo los siguientes pasos.

  1. Análisis de situación de partida: Se debe analizar tu situación de partida tanto a nivel externo como a nivel interno. El análisis de sector, la competencia, las tendencias de consumo, así como en que medios digitales se encuentra tu público objetivo deber ser una prioridad. No dejar de lado el análisis en cuanto a conocimientos y recursos tecnológicos del que dispone su empresa.
  2. Definición de objetivos empresariales. Tal y como se comentábamos anteriormente, una estrategia empresarial va encaminada a desarrollar un conjunto de acciones que permitan alcanzar unos objetivos de negocio.
  3. Desarrollo del Plan de Acción Digital. Una vez se tiene claro qué se desea conseguir, se deberán definir todas aquellas acciones que necesitas llevar a cabo a nivel digital para conseguirlo. El estudio de los aspectos técnicos, logísticos y legales debe ser prioritario en esta fase.
  4. Ejecución y Análisis del plan estratégico empresarial. Es recomendable desarrollar un calendario de implantación con todas las acciones, recursos necesarios (propios o externos), fechas estimadas y prioridades identificadas para la puesta en marcha del plan de acción definido Y por supuesto, definir qué métricas vas a utilizar para medir si lo estás haciendo bien, mal o regular para alcanzar tus objetivos..

La transformación digital es constante, decide cómo le darás seguimiento

El proceso de transformación digital debe evaluarse y analizarse constantemente, no basta con la adopción de nuevas tecnologías, es necesario hacer seguimiento del uso de herramientas y sobre todo, medir y mejorar las acciones que se llevan a cabo.

Es por eso que al implementar una estrategia de transformación digital, acudir con alguien que dé seguimiento y brinde sesiones de asesoría y capacitación constantes a su equipo de venta, es un gran diferenciador en el valor obtenido del proceso.

La digitalización sufre cambios constantes y su empresa debe estar preparada para afrontarlos con la mejor asesoría posible. ¿Estás listo para comenzar la transformación digital de tu empresa?.