Teletrabajo: La flexibilidad y control

pros y contras teletrabajoEn los tiempos que corren, en el cual estamos en un ambiente claramente VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo), donde la Innovación empresarial y la Transformación Digital esta en boca de todos, sin saber muy bien lo que quiere decir ni cómo debemos actuar para aplicar esos cambios en nuestra empresa.

Lo principal siempre es valorar con objetividad la situación en la que estamos y revisar todos los procesos internos de la empresa, para que la estrategia y la cultura de la empresa vayan ligados con los nuevos procesos internos. En muchos de los casos, el Teletrabajo va a ser una solución para dar un cambio de la cultura de trabajo para empezar a trabajar de una manera más transversal. 

El Teletrabajo puede dar mucha más flexibilidad para el trabajador y mejorar sustancialmente su calidad de vida, pero en ningún momento se debe confundir con descontrol o desorganización. 

La flexibilidad y el control

Así que debe haber un pacto entre trabajador-empresas, donde se ofrece más libertad y flexibilidad a cambio de control y reporting. 

  1. Gestión por Objetivos: Una empresa que quiera sacar rendimiento al Teletrabajo ha de ser una empresa que gestiona por objetivos claros y medibles al personal. Así en todo momento y de manera muy objetiva puede valorar la consecución de estos y por tanto el desarrollo de cada trabajador. 
  2. Time Reporting: Una empresa que da la flexibilidad del teletrabajo, debe controlar en qué invierte el tiempo la persona que trabaja, así que es imprescindible tener un sistema de Reporting del Tiempo para ver que proporción del tiempo se dedica a tareas de alto rendimiento o bien a tareas secundarias. 
  3. Tecnología adecuada: Para realizar un teletrabajo efectivo hemos de disponer las herramientas tecnológicas para trabajar el dia a dia, estas herramientas harán que tengamos mucho más controlado al empleado, y que podamos ver en qué tarea esta dedicando el tiempo. 
  4. Reuniones de Seguimiento: Teletrabajar no es estar incomunicado, así que deberemos comunicarnos con nuestro equipo de una manera eficiente. Por eso hemos de ser rigurosos y respetar las horas de reuniones, para así compartir la información y el estado de las tareas con nuestro equipo o superiores. 

Teletrabajar es flexibilizar, pero en ningún caso es dejar la libertad absoluta para que las personas hagan lo que quieran en el momento que quieran. El rigor, el control y la comunicación fluida son herramientas que deberemos potenciar con el teletrabajo.