¿Qué es la metodología Agile y por qué está de moda?

Las empresas que apuestan por la transformación digital encuentran en la metodología Agile la manera de ofrecer al cliente un servicio de calidad a coste reducido. Esta herramienta nos permiten configurar proyectos flexibles y se adaptan a nuestras necesidades sea cual sea nuestro sector. Ante esta información, puede que te preguntes qué tiene Agile para ofrecerte. ¡Vamos a analizar todo su potencial!

La metodología Agile nos proporciona, ante todo, dos pilares que fundamentan la productividad de cualquier empresa: Flexibilidad e Inmediatez.

Gracias a esta fórmula, nuestro cuerpo de trabajo será capaz de organizar multidisciplinarmente todo el flujo de trabajo, mediante un proceso compartido y eficaz de toma de decisiones. De este modo, se ahorra tiempo y, a la larga, inversión económica en gastos inesperados por falta de planificación.

Agile tiene su origen en febrero de 2001, cuando dos décadas atrás se agruparon una serie de expertos de Estados Unidos (Utah) e hicieron una lluvia de ideas sobre “buenas prácticas” que aseguraban optimizar los sistemas de trabajo. Todas estas prácticas se redactaron en el llamado “Manifiesto Agile”, y éstas reivindicaban, cuatro ideas fundamentales:

  1. Las interacciones de las personas sobre los procesos y las herramientas.
  2. Un software en funcionamiento frente a documentación exhaustiva.
  3. La participación activa del cliente durante todo el proceso de desarrollo.
  4. La capacidad de respuesta ante los cambios e imprevistos.

De este modo, nacieron doce postulados básicos que defendían aspectos como la comunicación eficiente, el análisis interno, la necesidad de entregas rápidas, las revisiones de resultados, la satisfacción del cliente, el desarrollo sostenible o la excelencia técnica. 

¿Cómo funciona la metodología Agile?

La base de Agile para conseguir todos los propósitos anteriormente mencionados la encontramos en su capacidad para dividir el trabajo en partes pequeñas, lo que permitirá rectificar fallos en poco tiempo, sin la necesidad de que se involucren a demasiados actores o departamentos. 

La base de Agile la encontramos en su capacidad para dividir el trabajo en partes pequeñas, lo que permitirá rectificar fallos en poco tiempo Clic para tuitear

Asimismo, se trabaja por periodos, denominados sprints, que suelen durar pocas semanas, durante los cuales cada miembro ejecuta una serie de tareas. Con esto, buscamos cierto dinamismo, sustentado por equipos ágiles convocados en reuniones diarias, o dailys, en las que cada miembro expone qué tareas ha completado, cuáles están aún en proceso, así como obstáculos con los que se haya podido encontrar. Se trata de reuniones rutinarias pero efectivas, ya que redirigen y guían el trabajo hacia el objetivo común y fomentando la cohesión de grupo.

La metodología Agile en la actualidad

Estamos hablando de un sistema de trabajo que está cambiando la realidad de los proyectos de muchas empresas punteras como es el caso de Google, Amazon o Microsoft, mediante métodos como el Scrum y Kanban. Si no sabes en qué consisten ambos o cuáles son sus principales diferencias, aquí tienes este artículo explicativo.

Y es que con la transformación digital y el auge del teletrabajo, las metodologías ágiles han cogido fuerza y se han viralizado en los mercados gracias a su adaptabilidad al cambio.

Por último, te presentamos algunos de sus beneficios 

  1. Aumento en la implicación de las personas del equipo y mayor autonomía en la toma de decisiones.
  2. Eficiencia en la gestión del tiempo y optimización de su uso
  3. Transparencia en cuanto al estado del proyecto.
  4. Identificación y corrección temprana de errores.
  5. Feedback permanente con los clientes

Esperamos que este análisis te haya ayudado a comprender esta metodología y te haya acercado más a ella para ver qué puede hacer por ti. Desde Pro Optim, recomendamos sin duda este sistema de trabajo para aquellas empresas que Gestionan Proyectos, tanto para sus clientes como manera de impulsar el cambio interno, dado que somos una consultoría especializada en la organización y la mejora de los procesos y su fórmula persigue perfectamente nuestro mismo objetivo

Nuestro trabajo se basa en analizar las tareas del día a día, analizar los procesos internos, ver los puntos que no funcionan bien y mejorarlos para aprovechar al máximo el tiempo, los recursos humanos y económicos. De este modo, te ofrecemos un servicio próximo, personal y adecuado a las necesidades de tu PYME, siguiendo siempre nuestro código de calores: conocimiento, experiencia y confianza para un éxito asegurado.

¡Si quieres saber más, contacta con nosotros! Estaremos encantados de ayudarte.