¿Cuáles son los niveles del Six Sigma y cómo calcularlos?

El Six Sigma permite medir y describir un proceso, producto o servicio, con una capacidad de proceso extremadamente alta y una precisión excelente. Es decir, su objetivo es el de, con una metodología innovadora, describir la calidad de un producto o servicio midiendo variables como la oportunidad o el defecto. ¡Entremos en materia!

En cuanto al origen del concepto, Six Sigma significa «seis desviaciones estándar de la media», lo que significa que Six Sigma utilizará la desviación estándar utilizada comúnmente con el fin de que todo proceso analizado cumpla de forma «consistente» con las especificaciones de calidad, cambiando así el paradigma de promediar buenos y malos resultados.

¡Pongamos un caso práctico!

Nos centraremosen un proceso para fabricar barras de hierro. Dichas barras deben tener una longitud de 125 +/-1 mm. Para considerarse conformes según las especificaciones del cliente de la empresa, tienen un límites de especificación determinados:

  • Límite de especificación inferior a 124 mm 
  • Límite de especificación superior de 126 mm
  • El objetivo será el de 125 mm

Por lo tanto, si el proceso tiene un desempeño de 6 sigma, entonces por cada millón de barras que fabrique, una cantidad de 3,4 tendrán una longitud inferior a 124 o superior a 126 mm., mientras que si el proceso tiene una rendimiento de 3 sigma, por cada millón de barras que fabrique, 66.807 tendrán una longitud inferior a 124 o superior a 126 mm.

Por lo tanto, este proceso tiene en consideración los defectos por millón de oportunidades (DPMO), o dicho en otras palabras, toma en cuenta el número real de defectos observados, extrapolado a cada millón de oportunidades de defectos, en el cálculo de criterios de calidad. En caso de estar interesados, el DPMO se calcula de acuerdo a la siguiente fórmula:

Donde:

D = Número de defectos observados en la muestra.

U = Número de unidades en la muestra (tamaño de la muestra).

O = Oportunidades de defectos por unidad.

Aunque pueda parecer un proceso complicado, lo cierto es que, si tienes cierta experiencia en el sector, verás que es tan fácil como trabajar con procesos discretos, que dan resultados conformes o no conformes. A partir de ir introduciendo datos sobre el número de unidades procesadas, la probabilidad de detectar los defectos y el número de defectos detectados, se calculará el DPO (Porcentaje de defectos por unidad), el Rendimiento del proceso y el nivel de calidad Sigma, todas ellas explicadas en el Excel.

Quiero aumentar la productividad de mi empresa

¿Existen más métodos para calcular el Nivel Sigma?

Otro modo de calcularlo lo encontramos en la función DISTR.NORM.ESTAND.INV de Microsoft Excel, sumando 1,5 (desviación estándar) al valor obtenido. Tal y como nos especifica el portal oficial de Microsoft, en este caso se devuelve el inverso de la distribución normal estándar acumulativa. La distribución tiene una media de cero y una desviación estándar de uno.

¿Qué resultados vamos a obtener de este cálculo?

Si tuviésemos que sintetizar los principales resultados del proceso veríamos que el cálculo nos aporta información muy valiosa sobre nuestro proceso y, sobre todo, muy útil para descubrir donde invertir más esfuerzos para mejorar:

 – El Porcentaje de defectos (DPU): nos indica las probabilidades de que el producto salga defectuoso.

Productividad (o rendimiento del proceso): nos marca las probabilidades de que el producto salga conforme.

Nivel de calidad sigma del proceso: Te especifica el numero de desviaciones típicas que tu proceso puede aceptar para que tu producto sea conforme. Cuanto más grande sea, menos productos no conformes tendrá tu proceso, y por lo tanto tendrás menos costes de no calidad. Es decir, menos resultados finales de tu producto deberás desechar o reparar.

Quiero una sesión diagnóstica gratuita de mi negocio

¡Un aviso necesario!

Puede parecer una evidencia para algunos pero si no se tiene en cuenta puede tirar por tierra el trabajo realizado. No confundas el “nivel sigma del proceso” con la desviación típica (S). Hay muchos sitios donde designan a la desviación típica (o estándar) con la letra sigma, por eso hay que recalcar que “sigma” y “nivel sigma” no son lo mismo.

No obstante, te recomendamos que dejes todos estos cálculos en las manos de profesionales de sector. Por ello, nos ofrecemos a ti como la alternativa perfecta en la que invertir si verdaderamente quieres optimizar recursos y sacarle el máximo provecho al proceso de creación de tu producto o servicio. 

Somos una consultoría especializada en la organización, gestión, productividad y mejora de procesos de todo tipo de empresas. ¡Contacta con nosotros sin compromiso, conócenos y descubre todo lo que te estás perdiendo!

Contactar con Pro Optim