La planificación estratégica como base para la organización de una empresa

Un proceso de planificación estratégica es algo con lo cual estamos todos familiarizados, conscientemente o no. Lo utilizamos para ir desde donde estamos, hasta donde queremos ir.

Puede ser un destino físico, como otra ciudad, o un objetivo en la vida, como hacer una post-grado. Nosotros hacemos planes, organizamos nuestro tiempo y nuestras vidas, reunimos recursos y diseñamos un mapa de planificación estratégica

De la mismo forma, en las empresas, la planificación es considerada la primera etapa de todo ciclo productivo y es parte de la definición de los objetivos estratégicos. Se llama así a los objetivos nucleares, centrales, sobre los que se asienta la organización, o sea, las metas primordiales sin las cuales todo el esfuerzo carece de sentido y que, a su vez, permiten alcanzar otras metas ulteriores.

La planificación estratégica sirve como mapa, un itinerario para ayudar a que la organización descubra como llegar hasta donde necesita. El proceso incluye el análisis de los puntos fuertes, debilidades, oportunidades y amenazas, así como también, la planificación de las operaciones futuras de una forma prioritaria y realista.

¿Cómo desarrollar un proceso de planificación estratégica?

Lo primero que se debe hacer, es empezar con un objetivo en mente. Eso es muy importante, ya que si no sabemos adónde vamos, ciertamente nos perderemos. Determinaremos quién va, el destino, y qué es necesario para llegar hasta allí.

Las etapas del proceso de planificación estratégica también deben incluir un análisis de la situación. Estudiaremos la situación actual antes de dirigirse a la próxima.

Analizaremos dónde se encuentra la empresa, por qué está en ese lugar, cuales son los problemas y los posibles puntos de mejora. Sólo después de eso, podremos comenzar a pensar en soluciones y en los caminos que se deben tomar.

La planificación a largo plazo no se ocupa de las decisiones futuras sino del futuro con las decisiones actuales. Peter Drucker Clic para tuitear

Una buena planificación estratégica debe:

  1. Definir y luego alcanzar el objetivo propuesto.
  2. Aprovechar las ventajas competitivas para destacar sobre el resto.
  3. Diseñar una metodología apropiada para los recursos disponibles, el entorno en el que se encuentra y las dinámicas que se enfrenta.
  4. Lograr un método dinámico, flexible y adaptable a los imprevistos, que permita resolver los problemas que surjan.
  5. Proponer un plan que sea medible y corregible en términos de efectividad.

Modelos de procesos de planificación estratégica

Hay 4 modelos entre a elegir en el momento de aplicar la planificación estratégica en su empresa. Son todos eficaces, y cada debe elegir el que sirve mejor para su organización.

1 – Estrategia básica de planificación

Este modelo de planificación es el más básico y es adecuado para aquellas organizaciones que nunca han realizado un proyecto de estas características.

Las etapas de ese proceso de planificación estratégica son las siguientes:

  • Identificar el propósito
  • Identificar formas de actuación y estrategias específicas
  • Identificar planes de acción para lograr la estrategia
  • Controlar y actualizar el plan

2 – Proceso de planificación estratégica basado en cuestiones

Esta estrategia es una mejora del plan básico, y se utiliza en empresas que quieren profundizar en este tipo de procesos.

Las etapas son:

  • Análisis DAFO – puntos fuertes, debilidades, oportunidades y amenazas
  • Las partes interesadas identifican las mayores cuestiones y los objetivos
  • Revisar la misión, visión y los valores de la empresa
  • Desarrollar planes de acción (si es posible, anuales)
  • Establecer el presupuesto
  • Ejecutar y monitorear

3 – Plan estratégico de alineación

El alineamiento estratégico permite que exista una congruencia entre la estrategia del negocio planteada por la alta dirección y los subsistemas. Esto con la finalidad de que la organización cumpla con sus objetivos propuestos, optimice su rendimiento y mantenga su ventaja competitiva sostenible en el largo plazo.  A su vez, es el proceso sistematizado que permitirá que la visión, misión, los valores que rigen el comportamiento de los colaboradores y la propuesta de valor se vinculen y articulen coordinadamente.

Puede ser útil para los negocios que quieren entender por qué sus objetivos no alcanzan los resultados esperados, o que quieren ajustar sus metas.

  • Delinear la misión, los recursos y las acciones
  • Identificar lo que está funcionando y lo que necesita cambiar
  • Determinar cómo ocurrirán esos cambios
  • Añadir los cambios al proceso de planificación estratégica

4 – Planificación estratégica de escenarios

Esta tipología de planificación está diseñada a partir de la definición de entornos temporales que suelen ser de 3 años, y parte de la base del análisis de posibles situaciones que se pueden producir en este tiempo, poniendo el énfasis fundamentar en la flexibilidad y adaptabilidad del negocio a cada uno de ellas.

Las etapas de ese proceso de planificación estratégica son:

  • Los participantes proyectan diferentes escenarios que pueden ocurrir externamente e afectar a la empresa.
  • Para cada escenario, se proyectan tres posibilidades: la peor, la mejor y la razonable
  • Se hace un brainstorm de cómo respondería la organización a cada una de las posibilidades de la mejor manera posible
  • Agréguelo a la planificación estratégica

¿Su organización utiliza métodos para planear metas y ejecutar planes de acción? En Pro Optim aplicamos las mejores técnicas para conseguir la máxima productividad en tu día a día. Optimizando tus estrategias conseguirás ser una empresa más rentable y competitiva.