La automatización de procesos: una necesidad urgente

Hoy en día, son muchas las empresas que pierden un valioso tiempo a lo largo de sus procesos de creación de producto mediante el uso de técnicas manuales. Esta manera de trabajar, da lugar a que se alarguen las fechas de entrega, a que crezcan los costes y, lamentablemente, ¡que la competencia pueda adelantarnos! Por ello, hoy vamos a explicarte por qué la automatización de procesos es una necesidad imperativa.

La automatización de procesos no solo se aplica a la fase industrial de creación de producto, sino que alcanza todas las fases: desde el diseño de estrategia, hasta el servicio post-venta, pasando por los departamentos financieros, logísticos e incluso de comunicación interna.

El correcto uso de la innovación tecnológica, sin duda, facilita y optimiza el día a día de las empresas. Pone solución a la aleatoriedad, al desconocimiento y al poco aprovechamiento de materia prima; así como detecta con velocidad posibles errores de pago o malentendidos entre actores de nuestra empresa. Además, el sistema aprende de estos fallos, ¡para que no se vuelvan a producir! 

Como ves, todo apunta a que adoptar estas estrategias automáticas nos garantizará ofrecer un mejor servicio, personalizado y adaptado a los usuarios y, en definitiva, lograr al medio plazo un valor añadido.

Beneficios de la automatización de procesos

Estas son algunas de las características positivas que detectamos en las empresas que empiezan a implementar estos modus operandi automáticos. Veámoslo con detenimiento.

1) Más productividad en la empresa

Como ya adelantábamos anteriormente, un proceso automático permite, a la larga, bajar los costes fijos del proceso y obtener ganancias en productividad. Puede que estas consecuencias no se vean desde el segundo 1, más teniendo en cuenta que toda implementación requiere de una inversión, pero sin duda: ¡los resultados llegan! 

2) Una visión global del negocio 

Gracias a los softwares o Business Intelligent (BI), podremos saber a tiempo real nuestra situación financiera y tener acceso de manera instantánea y desde cualquier lugar a todas las fases de nuestro proceso cuando lo necesitemos. Y, evidentemente, este conocimiento nos permitirá una toma de decisiones más eficaz y real a nuestra situación respecto al mercado.

3) Ciberseguridad incluida

La gestión de procesos debe estar siempre respaldada por la ciberseguridad ante imprevistos como hackers. Estos profesionales digitales de la estafa buscarán rendijas en tu infraestructura para robar datos de interés o para chantajearte posteriormente con según qué documentos. Bien, agradecerás en ese momento contar con un sistema automatizado que rechace toda amenaza de este tipo. Solo debes asegurarte de que estos sistemas cuenten con dicho soporte. 

4) Menos pérdida de tiempo se traduce en una mejor calidad global

Tener a los clientes satisfechos con la velocidad de entrega y las condiciones de tus productos es uno de los pasos fundamentales para que éstos se fidelicen a tu empresa. Y la manera de conseguir que esto ocurra, como te imaginarás, es asegurándote que cada pieza de este puzzle está bajo control: medida y automatizada para saber cuando está fallando y cuando está dando el máximo de su potencial para acortar esos terminios. 

¿Qué debemos priorizar en la automatización de procesos?

Estos debes ser los puntos claves en los que, en la jerarquía de la automatización, antes deberemos incidir:

  • Procesos de marketing y ventas, para el desarrollo de campañas y análisis de KPI.
  • Gestión de Recursos Humanos, para la organización del personal y de reclutamiento
  • Automatización de procesos de administración y finanzas: generación de facturas, pago a proveedores, gestión de nóminas, etc.
  • Procesos vinculados con las áreas de producción y logística

Nuestro criterio es intentar priorizar aquellos procesos donde creamos más valor, y optimizar al máximo tanto el servicio como la producción de un artículo.

Para ello, los pasos que deberemos seguir será, primeramente buscar la herramienta más apropiada para la automatización (tras analizar en qué departamentos deberemos incidir más especialmente), fijar los indicadores KPI del proceso de automatización ¡y ponerte manos a la obra!

Es posible que todo este proceso te parezca complicado si eres especialista en un sector alejado al de la informática, la digitalización y la automatización. Por ello, te recomendamos que dejes en manos de profesionales este campo. En Pro Optim queremos mejorar la productividad de tu empresa organizando óptimamente cada uno de sus departamentos. No obstante, queremos dejarte claro que, aun siendo un equipo de trabajo que confía ciegamente en la tecnología, también somos un equipo humano, que pone sobre la mesa la importancia de valores como el conocimiento, la experiencia y la confianza que nos dan nuestros clientes año tras año. ¿Hablamos?