¿Cómo habla un buen líder? Las claves de su discurso

Aquella expresión de “lo suyo no es hablar” ya es incompatible con los líderes de las empresas actuales y, por supuesto, del futuro. Lo cierto es que las personas que son líderes hablan, se dirigen al resto de las personas de una manera muy especial, con unas características propias y lo saben, lo que también es importante. El lenguaje del líder debe ser claro, preciso y conciso.

El liderazgo no es más que “liderar con el ejemplo”. Las palabras y frases que utilices con tus colaboradores tienen un gran impacto en la moral y productividad de tu grupo de trabajo. Ten siempre en cuenta que las palabras son muy importantes, que no sólo ayudan a expresar tus intenciones, sino también se convierte en la principal herramienta de integración, colaboración y compromiso de tu equipo.

Las palabras y frases que utilices con tus colaboradores tienen un gran impacto en la moral y productividad de tu grupo de trabajo Clic para tuitear

Aprovechando al máximo la comunicación con nuestro equipo.

No existe una fórmula única que siempre estará inspirando a tu equipo a que den lo mejor de sí mismos. El liderazgo motivacional proviene de una conexión auténtica de las emociones con tu equipo. Tan sólo mira a tus colegas a los ojos y pregúntales cómo están. Escucha con mucha atención sus respuestas y menciónales de manera regular del por qué estás tan agradecido con ellos.

Por supuesto el lenguaje debe ser directo y capaz de motivar a sus empleados, tratarlos como personas y no como recursos. Al final, el líder debe convencer a la gente mediante el lenguaje y para ello debería empatizar con ellos, saber de sus vidas y de sus problemas. Si a esto le sumamos elementos en el discurso que resalte su autenticidad, el mensaje llegará todavía mejor.

Palabras mágicas

Las palabras mágicas existen. Y poco o nada tienen que ver con el abracadabra. Son fácilmente reconocibles, porque forman parte de nuestro lenguaje más básico. Gracias, perdón, por favor… son palabras clásicas, pero bien empleadas pueden resultar muy eficientes.

No obstante, otra palabra mágica a la hora de persuadir es el nombre de nuestro interlocutor. A todos nos gusta que nos llamen por nuestro nombre. Nos gusta tanto, de hecho, que nuestra percepción sobre la persona que se dirige a nosotros así mejora sustancialmente.

Por otro lado, palabras mágicas, muy de marketing, que pueden usarse con significativa efectividad serían talento, fácil, garantizado, inmediato, etc.

Los límites de nuestro lenguaje son los límites de nuestro liderazgo Clic para tuitear

Los límites de nuestro lenguaje son los límites de nuestro liderazgo. Como líderes, no podemos no comunicar. Las cosas son como son, bien, porque alguien dijo lo que dijo o, bien, porque alguien no dijo lo que debió decir. Nuestros colaboradores habitan una realidad lingüística de palabras que pronunciamos, que son escuchadas e interpretadas, y que configuran sus pensamientos, emociones y acciones, en definitiva, su identidad misma.

Cómo implementar Kanban en la empresa. Fases y Reglas

En un post anterior hablábamos en este mismo blog de la herramienta kanban. Se daban unas nociones básicas de que es esta herramienta, que objetivos tiene y las ventajas de su implementación.

En el post de hoy vamos a describir cuales son los pasos que se han de seguir para implementar esta herramienta, así como cuales son las conocidas como reglas del kanban y que son necesarias para que esta herramienta se pueda implementar correctamente. Seguir leyendo “Cómo implementar Kanban en la empresa. Fases y Reglas”

Resistencia al cambio. Los motivos y cómo gestionarla.

La resistencia al cambio es un proceso normal y muy humano en todo proceso de transformacíón. Y es que la necesidad de realizar un proceso de cambio organizacional obliga a utilizar varios procedimientos de análisis, donde evidentemente no se pueden obviar, entre otros aspectos las comparaciones entre el momento actual y el anterior, las críticas y reflexiones sobre el desarrollo y los resultados obtenidos en cada etapa del cambio. Seguir leyendo “Resistencia al cambio. Los motivos y cómo gestionarla.”

Ser o no ser….. productivo, esa es la cuestión.

“Ser o no ser, ésa es la cuestión” o “To be, or not to be, that is the question” es la primera frase del monólogo o soliloquio del personaje principal Hamlet. En unas cuantas frases, el escritor inicia un debate sobre cómo se debe afrontar la vida y el destino, apartando la tentación de las salidas fáciles y aceptando la realidad tal y como es. Seguir leyendo “Ser o no ser….. productivo, esa es la cuestión.”

Planificación vs Improvisación

Todos sabemos lo que es la planificación, porque cada día tenemos que planificar numerosas tareas, tanto personales como profesionales. Es un tema tan común que parece sencillo de cumplir, pero todos sabemos que no lo es. Por planificación se entiende la acción de tomar decisiones antes de empezarlas, y para ello, nos tenemos que preguntar ¿Cuándo? ¿Dónde? y ¿Cómo? Seguir leyendo “Planificación vs Improvisación”

Los hábitos del día a día y la productividad

Cuando se habla de Mejora de Procesos puede parecer que hablemos de algo de poca importancia. ¿Pero es poco importante mejorar la organización interna de vuestras empresas? Cuando me preguntan: ¿A qué te refieres? Les suelo contestar: Mejorar las pequeñas tareas del día a día supone realizar mejoras en el funcionamiento global de tu empresa, en definitiva: Mejorar la Organización Interna. Seguir leyendo “Los hábitos del día a día y la productividad”