El concepto de Lean Manufacturing

equipEl Lean manufacturing es una estrategia de producción, que esta constuida por algunas herramientas, cuyo proposito principal es eliminar todas las operaciones que no agregan valor al producto final (producto y/o servicio). Cabe aclarar, la implementación de esta herramienta es valida para cada proceso, lo cual conlleva a eliminación o reducción al minimo de desperdicios dentro de dicho proceso. Y con la mejora de procesos, llega el aumento total de la productividad. 

La implantación de la metodología Lean Manufacturing o Lean management permite a las Organizaciones que las propias personas de la empresa sean las que detecten los despilfarros y se realicen mejoras. Este tipo de metodologías debe ser impulsado por todo el personal y la propia Dirección para que los resultados tengan un impacto en la cuenta de resultados de la empresa.

En el contexto actual, la eficiencia y competitividad de las empresas es una máxima indiscutible. Por ello, la aplicación de la filosofía Lean Manufacturing nos permitirá gestionar con gran éxito retos relacionados con los costes, calidades y nivel de entrega.

A pesar de ello, son contadas las empresas que aún hoy lo integran en sus sistemas de gestión y lo emplean como una filosofía a la hora de entender la gestión de las áreas productivas de las empresas.

Lean, además, significa liderazgo, trabajo en equipo y resolución de problemas. Una filosofía que lleva hacia la mejora continua a toda la organización a través de la focalización en las necesidades de los clientes, potenciando las aptitudes de los trabajadores y la mejora de los procesos.

El Lean es una gran caja de herramientas que cada una se puede emplear para mejorar un aspecto concreto. Las herramientas más conocidas son: 5S, Kaizen, SMED, VSM, TPM, Kanban, etc. En los futuros artículos las iremos desarrollando.

El objetivo final del Lean es generar una nueva cultura de la mejora basada en la comunicación y en el trabajo en equipo, buscando nuevas formas de hacer las cosas de manera más ágil, flexible y económica. La cultura del Lean Manufacturing no es algo que empiece y acabe, sino que debe tratarse como una transformación cultural si se pretende que sea duradera y sostenible, es un conjunto de técnicas centradas en el valor añadido y en las personas.

Según un estudio realizado por Aberdeen Group, las empresas que implantan el Lean Manufacturing reducen entre un 20% y un 50% los costes de compra, de producción y de calidad. Para ello, se trata de conciliar tres aspectos:

  1. Efectividad: se satisfacen las expectativas del cliente.
  2. Eficiencia: se usan los recursos de forma adecuada para ser efectivos, eliminando todo lo que no aporta valor a la experiencia del cliente.
  3. Innovación: todos los procesos se revisan para mejorar de manera constante.

La dimensión humana del Lean Manufacturing parte de la premisa de que las personas constituyen el capital más importante de las empresas, otorgando más responsabilidad a los niveles inferiores de la organización. Los trabajadores están permanentemente en contacto con el medio de trabajo, y por tanto son los primeros en observar cuáles son los problemas a resolver.

“Tod@s debemos remar en la misma dirección y sabiendo cual es nuestro destino”

La mejora de procesos es nuestro objetivo. Por ello hemos redactado otra serie de artículos cómo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *